domingo, 22 de septiembre de 2013

From the past

Los que os pasáis por aquí de vez en cuando os habréis dado cuenta de que me ha dado por volver a dibujar un poquito en serio, ahora que tengo mmmucho tiempo libre y no me apetece estar mirando para el techo en "modo ameba" pues me he puesto a echarle tiempo y hacer algo más que cuatro líneas, cosa que no hacía desde que tenía unos 12 años, calculo yo (la friolera señores de 20 añazos ha, ¡si parece que fue ayer!). Pensaba que me iba a costar más, pero esto debe de ser como lo de andar en bicicleta, que se queda y no se olvida nunca del todo, porque creo que no se me está dando mal (sí, también sabéis que no tengo abuela y me tiro muchos piropos porque yo lo valgo).

Y es que hoy os voy a enseñar el primer cuadro al óleo que pinté, ojo a la fecha:


Óleo sobre lienzo, completa y absolutamente seco porque lo hice hace un porrón de tiempo.

¡1989! Es decir, contaba yo con la tierna e inocente edad de 7 u 8 añitos, dependiendo del mes que no lo recuerdo. Lo tengo colgado en la pared de mi habitación, junto a Audrey y mil  cosas más (algún día os enseñaré rinconcitos de mi habitación con toooodas sus chorradas), y cada vez que lo miro alucino, no creo que ahora fuese capaz de hacer algo así, y me pregunto, si no me hubiese vuelto vaga como un charco durante la adolescencia (aaaay la edad del pavo qué maluna que es) y hubiese seguido formándome... ¿qué sería capaz de hacer ahora?

Conclusión, si algo te apasiona de verdad no lo dejes aunque haya épocas en las que te apetece más tirarte en el sofá, y si lo hiciste, nunca es tarde para retomarlo. (VERDADES COMO PUÑOS)

2 comentarios:

Helmanticae Maria dijo...

Gracias por compartir con los que te seguimos tus ilusiones.

Marta Torralba dijo...

Yes you Cam(inín) :D